Compartir

Cerrar

INFORMACIÓN SOBRE LAS ETIQUETAS NUTRICIONALES

 

La letra de imprenta puede ser pequeña, pero la etiqueta nutricional de los alimentos envasados tienen una GRAN cantidad de información importante cuando se trata de elegir opciones saludables.

A veces, las etiquetas nutricionales pueden resultar difíciles de entender; aquí te contamos lo que debes saber:

  1. Comienza por el tamaño de porción.
    Es importante tener en cuenta que la mayoría de los tamaños sugeridos de las porciones son mucho más pequeños de lo que en realidad consumimos, por eso tienes que ser realista al contar las calorías y los nutrientes. Por ejemplo, el tamaño de la porción de macarrones con queso es tan solo una taza y las cantidades de la etiqueta nutricional reflejan solo esa cantidad. Si te comes toda la caja, tendrás que duplicar los valores de la etiqueta.

Leer la etiqueta nutricional es tan solo una manera 

de contribuir a una dieta más saludable. Mientras más

sepas, mejor podrás alimentarte y más

saludable te sentirás.

  • Revisa la cantidad de calorías.
    Las calorías que figuran en la etiqueta nutricional son una medida de la cantidad de energía que consumes de una porción de ese alimento. Si quieres bajar de peso, te sugerimos que cuentes las calorías para saber que quemas más calorías a la semana haciendo ejercicio de lo que estás consumiendo en alimentos y bebidas.
  • Ten en cuenta los nutrientes.
    La parte central de la etiqueta indica los nutrientes (buenos y malos) que se encuentran en el alimento. Los primeros tres se deben consumir en cantidades limitadas: grasa, colesterol y sodio. Los expertos coinciden en que limitar el consumo de estos nutrientes puede reducir el riesgo de sufrir problemas de salud, como enfermedades cardíacas, presión arterial alta e incluso algunos tipos de cáncer. El resto de los nutrientes, como la Vitamina A, el Calcio y el Hierro son nutrientes importantes que se deben consumir en porciones abundantes.
  • No te olvides de la nota al pie de página.
    La nota al pie de página debajo de la etiqueta nutricional sirve para comprender mejor cómo realizar una dieta completa y equilibrada. El porcentaje diario que se encuentra al lado de cada nutriente se basa en una dieta de 2,000 o 2,500 calorías por día. La sección de la nota al pie de página explica las cantidades que se deben consumir por día de cada nutriente. Esta información, basada en las recomendaciones de la FDA para una dieta saludable, es la misma para todos los productos.
  • No ignores los ingredientes.
    La lista de ingredientes es una forma útil de determinar si la comida es saludable. Busca ingredientes que reconozcas y que no parezcan cosas creadas en un laboratorio. Recuerda que la lista de ingredientes está en orden descendente, de modo que el primer elemento de la lista será el más importante.

Leer la etiqueta nutricional es tan solo una manera de contribuir a una dieta más saludable. Mientras más sepas, mejor podrás alimentarte, y más saludable te sentirás.