Compartir

Cerrar

BERENJENA A LA PARMESANA MÁS SALUDABLE

 

 

Al cocinar la berenjena, puedes mantener las grasas al mínimo y conservar el sabor.

  • 2 claras de huevo
  • 1 libras de berenjenas, peladas y cortadas diagonalmente
  • Rebanadas de 1/4 pulgadas de espesor
  • 1/2 taza de migas de pan seco
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 tazas de salsa de tomate sin sal agregada
  • 1 taza de tomates en lata, picados con su jugo
  • 1/4 taza de albahaca picada fresca o 1 cucharadita si es seca
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra
  • 1 taza de queso mozzarella parcialmente descremado rayado (alrededor de 4 onzas)
  • 1/4 taza de queso parmesano rallado

Precalienta el horno a 400 °F. Cubre la bandeja para hornear con papel de aluminio cubierto con rocío antiadherente.
En un plato poco profundo, mezcla las claras de los huevos con 2 cucharadas de agua hasta que quede espumoso. Sumerge las berenjenas en las claras de huevo y luego en las migas de pan presionando las migas en la berenjena.
Coloca las berenjenas en la bandeja para hornear y rocía aceite sobre las rebanadas de berenjena. Cocina durante 30 minutos girando las berenjenas luego de 20 minutos hasta que estén doradas y cocinadas.
Mientras tanto, en un bol mediano, mezcla la salsa, los tomates con su jugo, la albahaca, la sal y la pimienta. Coloca 3 cucharadas de la mezcla de tomates en el fondo de las bandejas para hornear de vidrio cuadradas de 9 pulgadas. Coloca la mitad de las berenjenas sobre la salsa, la mitad del resto de la mezcla de tomates y luego la mitad de la mozzarella arriba. Repite el proceso. Repite este proceso.
Coloca el queso parmesano arriba y cocina durante 20 minutos o hasta que esté caliente. 4 porciones.

Fuente: AvMed Whole Health