Compartir

Cerrar

AY, ME DUELE LA ESPALDA

 

El dolor lumbar es el quinto motivo más común de consulta al médico en Estados Unidos.

El dolor lumbar es el quinto motivo más común de consulta al médico en Estados Unidos. Muchos pacientes sufren episodios autolimitados de dolor lumbar agudo y muchos mejoran rápidamente durante el primer mes. Para aquellos pacientes con dolor lumbar agudo, se recomienda que los proveedores:

No realicen exámenes de imágenes u otro tipo durante el primer mes luego del diagnóstico a menos que haya evidencia de déficits neurológicos graves o progresivos.

Les suministren a los pacientes evidencia basada en información sobre el dolor lumbar, como por ejemplo, el curso esperado y las opciones de cuidado personal.

Indicaciones Útiles para Tu Práctica

Suministra a los pacientes información sobre el dolor lumbar basada en evidencias acerca del curso esperado, aconséjales que se mantengan en actividad y brinda información sobre opciones efectivas de cuidado personal.

Evalúa la gravedad del dolor al inicio del estudio y los déficits funcionales, y charla acerca de los posibles beneficios y riesgos antes de comenzar la terapia.

No realices exámenes de imágenes de rutina ni de otro tipo en pacientes con dolor lumbar no especificado.

Realiza un examen exhaustivo del historial y la salud física del paciente con dolor lumbar para ubicarlo dentro de una de tres categorías generales: dolor lumbar no específico, dolor de espalda posiblemente asociado a la radiculopatía o bien, estenosis espinal o dolor de espalda posiblemente asociado con otra causa espinal específica. El historial debería incluir la evaluación de factores de riesgo psicológico, que predicen el riesgo de dolor de espalda de carácter crónico e incapacitante.