Compartir

Cerrar

CONOCE TUS NÚMEROS

 

Debes saber cómo leerlos.


Cuando se apaga una luz del tablero del auto, es señal de que algo no anda bien. Tu cuerpo tiene su propia versión de tablero y es importante que sepas qué hay en él y cómo se debe leer.

Presión Arterial
Qué es: la medida de lo bien que tu corazón bombea sangre a todo el cuerpo.

Cómo controlarla: puedes medirte la presión arterial gratuitamente en la farmacia local. Si es superior a 120/80, podría indicar una insuficiencia cardíaca o renal, aneurismas o endurecimiento de las arterias.

Azúcar en Sangre
Qué es: una medida de la cantidad de azúcar que se transporta a través de la sangre para suministrar energía a todas las células del cuerpo.

Cómo controlarla: un medidor de glucosa utiliza una gota de sangre para medir tu nivel de azúcar en sangre. Algunos medidores de glucosa toman la muestra de tu dedo con un dispositivo especial estilo lanceta. Otros medidores utilizan sangre del muslo, el antebrazo o la palma de la mano. Recuerda que el nivel de azúcar en sangre cambia rápidamente después de comer, durante el ejercicio y cuando estás estresado o enfermo. Estos son los mejores momentos para controlar tu nivel de azúcar en sangre.

Colesterol
Qué es: una sustancia cerosa producida por el hígado y que se encuentra en algunos alimentos, necesaria para producir vitamina D y algunas hormonas, construir las paredes de las células y digerir la grasa.

Cómo controlarlo: programa una consulta con tu médico para realizar el control. Lo recomendable es que el HDL (el colesterol bueno) esté por encima de 60 y que el LDL (el colesterol malo) esté por debajo de 100. Si estos números están muy altos o muy bajos, puede haber un alto riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.

IMC
Qué es: un cálculo que indica qué porcentaje de tu cuerpo es grasa, con base en tu altura y peso.

Cómo controlarlo: haz clic aquí para calcular tu IMC. Si no te encuentras en el rango en el que deberías estar, toma hoy mismo las medidas para alcanzar un peso más saludable.

Haz un seguimiento de tus números y habla con tu médico sobre cómo monitorear las luces de advertencia en el tablero de tu salud.