Compartir

Cerrar

TRABAJOS SALUDABLES, PERSONAS SALUDABLES

 

Sentarse frente a un escritorio durante 40 horas a la semana es física y mentalmente agotador.

Jamás subestimes la importancia de hacer actividades saludables durante tu día de trabajo.

  • ¡Usa las escaleras! Si vas a subir o bajar solo unos pisos, tómate unos minutos más para usar las escaleras y quemar algunas calorías extra.
  • Evita la fatiga mental al tomarte un recreo al aire libre. Tómate un tiempo para lo que se denomina "atención involuntaria" lo cual, a su vez, te ayudará a concentrarte cuando regreses al trabajo.
  • Use los muebles de su oficina para estirarse y hacer miniejercicios como torsiones espinales de sentado, y giros de cuello y hombros.
  • Entrega mensajes de mano en mano. En vez de enviar un correo electrónico o llamar por teléfono, acércate al escritorio de la otra persona para darle una nota o un paquete. Esto te dará la oportunidad de levantarte y moverte de a ratos. De ser posible, intenta programar reuniones en las que se camine.
  • ¡Siéntate erguido! Mantén el monitor de la computadora a la altura de la vista para no tener que encorvarte.
  • Aléjate de los refrigerios que haya en la oficina. Lleva tus propios refrigerios saludables y consérvalos en tu escritorio. Opciones saludables ya racionadas como frutas frescas o secas siempre son una mejor alternativa que lo que ofrecen la mayoría de las máquinas expendedoras.
  • Conserva botellas de agua en tu escritorio para mantenerte hidratado durante el día.
  • Almuerza lejos de tu escritorio.

Consulta a tu empleador acerca de los programas que hay para mantener a los empleados saludables.