Compartir

Cerrar

COME BIEN EN AÑO NUEVO

 

Un Nuevo Comienzo en el Trabajo

Si hay algo que no se puede evitar en las fiestas es la gran tentación de comer de más. Desde el clásico bol de golosinas de Halloween hasta los restos de las delicias de las fiestas, la temporada puede convertirse en una excusa de tres meses para darse una comilona.

Las resoluciones de Año Nuevo son nuestra oportunidad de empezar de cero. Si prometiste comer más sano, hay maneras de no abandonar esa promesa en el trabajo. Aunque es agradable celebrar un cumpleaños o logro laboral con comida, ten en cuenta la dieta de las demás personas.

En lugar de pizza para un almuerzo, lleva una bandeja de sándwiches y un surtido de vegetales. Evita los cupcakes para el postre y pide una deliciosa ensalada de frutas.

A todos nos da hambre mientras estamos en nuestros escritorios, así que prepárate para los antojos de media mañana o de la tarde. Prepara algunos refrigerios saludables en porciones razonables para no tentarte con las papas fritas de la máquina expendedora. Llena bolsas de plástico de una onza con refrigerios como pistachos, almendras, cacahuates, cereales integrales o frutas secas.

Mézclalos para hacer tu propia mezcla de frutos secos. Estos refrigerios te darán saciedad por más tiempo que si consumes calorías baratas de refrigerios azucarados o con alto contenido de carbohidratos; además, te proporcionan una rápida y gran cantidad de energía antes de un atracón aún mayor.

Ten una jarra de agua en el escritorio para tomar a lo largo del día. Estar hidratado no solo es bueno para la salud, también para contener el hambre. Transmite estos consejos a los demás empleados para que todos comiencen el año por el camino saludable.